El Ministerio de Extraordinarios de la Sagrada Comunión

Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión

En muchas ocasiones, cuando asistimos a la Misa dominical nos hemos topado con el curioso fenómeno de ver una larga fila en el momento de la comunión. Algunos laicos, hombres o mujeres, se acercan al sacerdote para ayudarlo a repartir la comunión. Nos asalta la duda: ¿quiénes serán esas personas? ¿Es correcto lo que hacen? ¿Puedo yo ayudar de la misma manera?

Esas personas son los así llamados ministros extraordinarios de la sagrada Comunión.

¿Qué es este ministerio?

Fue el 30 de abril de 1969, que el Santo Padre Pablo VI quien creyó conveniente constituir otors ministros extaordinarios que puedan administrar, a sí mismos y a los demás, la Sagrada Comunión, para lo cual se promulgó la Institución de la Sagrada Congregación de los Sacramentos “Fidei Custos”, sobre los ministros extraordinarios de la comunión.

Este ministerio laical en la Iglesia Católica se necesita: “Donde lo aconseje la necesidad de la Iglesia y no haya ministors, pueden los laicos, aunque no sean lectores ni acólitos, suplirles en algunas de sus funciones, es decir, ejercitar el ministerio de la palabra, presidir las oraciones litúrgicas, administrar el buatismo y dar la sagrada Comunión según la prescripción del derecho”.

¿Cuál es esa necesidad?

  • Que no haya sacerdote, diácono o acólito que pueda repartir la comunión.
  • Que habiéndolos, no puedan adminsitrar la comunión por impedírselo otor ministerio pastoral, o la falta de salud o la edad avanzada.
  • Que sean tantos fieles los que pidan la comunión que sería preciso alargar demasiado la Misa o la distribución de la comunión fuera de ella.

La razón de este ministerio

La Iglesia siempre mira por las necesidades se sus hijos. Y de esta manera, bien sea por criterios de practicidad para oviar filas inmensas que retraerían a muchos de acercarse a recibir la comunión o prácticamente no daría tiempo de repartirla, o ante la falta de sacerdotes o personas idóneas como en el caso de las misiones, la Iglesia vela por hacer accisble el Cuerpo de Cristo a quien lo necesite.

Para recibir este minsterio la Iglesia pide que el fiel, hombre o mujer que será instituido como ministro extraordinario de la Sagrada Comunión, deba estar adecuadamente instruido y ser reconmendable por su vida, por su fe y por sus costumbres.

Incluso utiliza unas palabras muy exactas sobre la idoneidad de la persona, que trancribo a continuación. “No sea elegido nadie cuya designación pudiera causar admiración a los fieles”.

¿Que se requiere para ejercer este ministerio?

Para la constitución de este ministerio se requiere la existencia de una necesidad dentro de la Iglesia. Para ejercer este ministerio laical se requiere de la debida formación, conciencia y generosidad.

Requisitos de los las candidatos(as):

  1. personas adultas (hombres o mujeres) que hayan recibido el Sacramento de la Confirmación;
  2. que se destaquen por su fe, buenas costumbres y vida familiar ejemplar;
  3. que sean bien aceptadas por la comunidad crisitiana local;
  4. que gusten de la oración y puedan ayudar a otors a orar;
  5. con especial delicadeza en el trato con los enfermos, ancianos e impedidos;
  6. que puedan dedicarles tiempo y, por lo tanto que no tengan ya muchos compromisos pastorales, evitando la acumulación de responsabilidades;
  7. que no conisderen este ministerio como una promoción o un honor que vendría a recompensar los méritos, sino como un servicio humilde;
  8. se trata de un ministerio “Ad Tempus” (temporal).

De esta manera los laicos pueden ayudar en un forma activa a los párrocos en la distribución de la Comunión, tanto en la Misa como fuera de ella.

Entonces…

¿Quieres ayudar a la Iglesia Católica? ¿Has pensado en cuantas personas dejan de recibir a Jesucristo en los hospitales, en las cárceles, en los asilos de ancianos o en sus casas, porque el sacerdote no tiene prácticamente el tiempo y no tiene personas que le ayuden? Quizás tú puedas ser un ministro extraordinario de la Sagrada Comunión.

¿Cómo hacer para inscribirse al grupo de los Ministros de la sagrada Comunion en nuestra parroquia de San Matías?

  • Acércate al sacerdote y ponte a su disposición. Con el sacerdote, te puede orientar.
  • En la parroquia hay un grupo de ministros. Contactar directamente con ellos
  • Contactar con los líderes del grupo: Victor Jaquez y Mayrelis Jimenez